porque lo Importante es el contenido - ISSN 2545-8353

Entrevista a Marcelo Romero

Entrevista a Marcelo Romero

Un Estado presente debe ser inclusivo: tiene que crear escuelas, fortalecer el sistema educativo, la educación técnica y la llegada al mundo del trabajo.

 

Entrevista a Marcelo Romero, Secretario de Estado de Coordinación del Ministerio de Educación.

 

1) La escuela pública se resignifica permanentemente debido a los avances tecnológicos que generan nuevas subjetividades pero también a realidades socioeconómicas que no sólo la atraviesan, sino que se instalan en ella. Esta particularidad le otorga un gran protagonismo educativo y cultural, pero también político. Esto ¿es fruto de sus propias dinámicas en tanto institución educativa, de las presiones de las comunidades en las que la escuela se haya inserta o de una política educativa externa que le asigna ese rol?

Sin duda que nosotros, como Ministerio, sabemos de la importancia de los avances tecnológicos, que son avances sostenidos y continuos. El Ministro Litchmajer siempre dice: “la comunicación del hombre ha llevado siglos, desde la edad de piedra hasta la edad contemporánea. Hoy esa información se puede generar en plazos muy breves, se trata de una revolución, debido justamente a los avances tecnológicos. Con seguridad, esto va a seguir modificándose y creciendo”.
El tema del acceso a la tecnología es muy importante y la realidad socioeconómica incide sobre ello; es por esto que nosotros nos planteamos la calidad educativa, no sólo desde el rendimiento académico, sino también como la igualdad de condiciones de acceso, en este caso, a las herramientas de la tecnología de la información. En el caso particular de la Secretaría de Coordinación, espacio que me toca ocupar a mí, procuramos garantizar el bienestar estudiantil; trabajamos sobre las cuestiones alimentarias, de salud, cuestiones de infraestructura, y en general, nos ocupamos de todas las cuestiones del espectro social del alumno, de modo que permitan que éstos tengan un acceso a la educación en un plano de igualdad.
Los productos tecnológicos que genera el mercado marcan diferencias sociales; nosotros buscamos que desde la Escuela, el acceso a las computadoras, a la informática, a las comunicaciones de avanzada, tenga un espectro democrático. Este Ministerio trabaja en esa orientación, y en esa línea, buscamos que los alumnos de las Escuelas Públicas tengan un acceso igualitario a la tecnología de la información y a los avances tecnológicos que la sociedad moderna nos impone.

 

2) ¿En qué consiste el programa ‘La escuela de mi barrio’?, ¿por qué y para qué se implementó?, ¿qué resultados obtuvo?, ¿qué articulaciones fueron posibles?, ¿qué cambios se avizoraron?

El Programa “La escuela de mi barrio” es un programa socio educativo que nace, en una primera instancia, intentando dar respuesta a un problema de inseguridad por robos y vandalismo que teníamos en las Escuelas, sin dejar de lado el contenido pedagógico que se debe aportar en un esquema escolar. Charlando este tema con el Ministro, nos dimos cuenta de que había sectores de la comunidad que no se apropiaban de la Escuela, aunque ésta fuera parte de la misma. Nos propusimos, entonces, hacer una prueba piloto en 50 escuelas, abriendo sábados y domingos, con el desarrollo de actividades lúdicas, artísticas y de educación física, y como novedad, incluimos a un tallerista en formación profesional, lo que nos permitió que también los adultos participen. Teníamos el objetivo de que la Escuela fuera un espacio de convocatoria social, incluso para celebrar eventos como, por ejemplo, la celebración del “Día del Niño” o el “Día de la Madre”, etc. Con todas estas bases, pudimos lograr que la Escuela no sea algo ajeno a la sociedad sino un espacio común y amigable para la comunidad.
Los resultados de esta iniciativa indican que se redujeron en un 90% los episodios de robo y vandalismo en nuestras Escuelas. Esto fue mencionado por el gobernador en su discurso de inicio de las sesiones legislativas. Se cumple con esto un doble objetivo, pensar a la Escuela como un apéndice de la comunidad y no como algo ajeno (cuando llegamos al territorio, eso fue lo que sentimos) y poder, a través del aprendizaje y el juego, contener en la misma a sectores vulnerables socialmente. Estamos seguros de que con el Programa “La escuela de mi barrio”, poco a poco hemos logrado que la gente sienta que la Escuela es parte de su vida, de su comunidad y de su entorno.
Hemos articulado con otros Ministerios, por ejemplo, con el Ministerio de Salud, y Desarrollo Social con quienes ya veníamos trabajando con programas de prevención. En verano, también hemos coordinado con el Ministerio del Interior para poder movilizar y llevar a todos los niños de las 52 escuelas de mi barrio, una vez a la semana, a las piletas que tenemos en CEF 18 y en el albergue Fierro en San Andrés, CEF 24 de Concepción y la escuela de San Pedro. Por primera vez muchos niños accedieron a una pileta, por lo que tuvo un impacto muy fuerte. Todo esto se pudo concretar gracias a una voluntad política de nuestro Ministro y al apoyo de los otros Ministerios, para que esto tenga una difusión y pueda llegar a toda la provincia.

 

3) ¿Qué lectura hace de los procesos de resistencia y movilización que se dan en el avance del llamado ‘neoliberalismo’ (también tardo capitalismo o tardo colonialismo financiero global) para imponer no sólo sus proyectos económicos sino su visión del mundo y de la existencia humana?

Yo soy un militante de los ‘90. En la universidad, fui presidente dos veces del Centro de Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras y me tocó una de las etapas más duras de resistencia al modelo neoliberal, como fue la implementación de la ley de educación superior. En aquellos años participé como estudiante en una de las movilizaciones estudiantiles más fuertes que se recuerden desde la vuelta de la democracia, con concurrencia de todas las Universidades. Luego, en la etapa post neoliberal, en la transición durante el gobierno de la Alianza, me tocó vivirla como docente.
Yo creo que las resistencias a los modelos opresores son genuinas y son parte de una reacción de los pueblos. No creo que la oposición al Neoliberalismo sea una oposición por sí misma y tampoco un capricho. En el caso de la Argentina, y en particular para los militantes, uno de los puntos más fuertes de resistencia es la exigencia de un Estado presente, como lo hemos vivido a nivel nacional en los últimos años. Un Estado presente en las necesidades de la gente, trabajando en cuestiones sensibles a la sociedad como por ej. la creación de Escuelas y el fortalecimiento del sistema educativo, también la creación de herramientas que permitan la continuidad en el estudio –becas-, los programas de salud vinculados a la mejora en los estudios, la investigación, el desarrollo en ciencia y tecnología, el acceso a una vivienda digna, entre muchos otros. Todo esto sólo es posible con un Estado que esté presente, que marque un rumbo, y cuyo fin común sea la inclusión de todos los actores de la sociedad.
Los gobiernos neoliberales, en las experiencias que hemos tenido tanto en la Argentina como en la región, persiguen una separación del Estado y la sociedad, y favorece las reglas del mercado. De esta manera el Estado se desprende así de la función que le corresponde como tal, que es bregar por el bien de todos. Es inevitable que si esto no sucede, se generen marcos de resistencia. Nosotros, que venimos de una militancia política, seguimos sosteniendo que la presencia del Estado es necesaria. En lo que atañe a nuestro espacio y nuestra gestión trabajamos por un estado presente. El Gobierno de la Provincia de Tucumán trabaja con una línea directa del gobernador, con una presencia activa en el territorio. Cerca de la gente, para la gente y con la gente, y esto sin duda redunda en una gestión de gobierno amplia e inclusiva.

 

4) ¿Cuál es su relación con los medios de comunicación en general? ¿Qué piensa de las formas alternativas de comunicación, como las redes sociales o una revista digital? ¿Qué lee, escucha y mira para informarse?

En cuanto a mi espacio de gestión, hemos tenido por suerte una buena experiencia con los medios locales, ya que hemos conseguido visibilidad de nuestras acciones.
Creo que los medios de comunicación tienen un poder muy fuerte y que lo que se informa, sin duda, tiene una incidencia y un impacto político muy fuerte en la sociedad. Las redes sociales han generado una vía muy rápida y fuerte de comunicación y permiten, sobre todo, que algunos espacios se visibilicen. Pero también percibo que en las mismas, muchas veces desde el anonimato, se difunden críticas descarnadas sobre las personas y sobre algunas cuestiones que tienen que ver con la vida privada, lo que genera enojos y agresiones que no conducen constructivamente a nada.
Las redes sociales son buenas, son parte de los avances tecnológicos, y no se vuelve atrás con eso. De hecho, se irán profundizando los cambios con respecto a esto, pero creo que es necesario poder trabajar con las nuevas generaciones en un uso responsable de las mismas, teniendo precaución con lo que se publica, tratando de no ofender si no queremos ser ofendidos, que las redes sociales se constituyan en un espacio de comunicación y debate y no de un mero desahogo.
Trato de leer y escuchar (sólo puedo en la radio en el auto) todos los medios locales. En el caso de la prensa escrita, al diario de mayor tirada hay días en que lo compro y otras veces lo leo en forma digital. Otros medios digitales locales también los consumo permanentemente, ya que desde que estoy en la gestión, me aboco más a éstos, ya que informan sobre nuestra realidad provincial. Cuando estoy en mi casa, veo casi todos los medios (hago zapping), tanto los que tienen cierta cercanía con el gobierno nacional como los que son opositores. Considero que es importante recurrir a toda la información posible para definir conceptos.

Entrevista: SinMiga

 


Marcelo 'Romero
Docente desde el año 2002 en el ámbito de la Educación Privada y actual Secretario de Estado de Coordinación del Ministerio de Educación de la Provincia de Tucumán, cargo que asumió luego de desempeñarse como Director de Nivel de Educación de Jóvenes y Adultos. Tiene una vasta trayectoria académica y en la militancia universitaria, así como una larga carrera en la Administración Pública.